Vocera del candidato del PAN acepta que hubo fraude contra Barbosa en la pasada elección.

En un intento desesperado por revertir los casi 30 puntos de desventaja que tiene el candidato del PAN, PRD y MC a la gubernatura de Puebla, Enrique Cárdenas, respecto al candidato de MORENA, Manuel Barbosa; los dirigentes nacionales de Acción Nacional están tomando decisiones que no prometen una mejoría sustancial en su descolorida campaña. 

Por un lado, la excandidata a la gubernatura por la vía independiente, Ana Teresa Aranda anunció su regreso al Partido Acción Nacional (PAN), mientras el dirigente del blanquiazul, Marko Cortés, abrió las puertas a todos los simpatizantes, seguidores y ciudadanos a sumarse a la campaña de Enrique Cárdenas, incluso a Alejandro Armenta, excluido de Morena.

Parece que el mensaje es muy claro, “los principios y la ideología no importan, lo único que queremos es ganar esta elección a como dé el lugar”. 

Al encabezar el #BasuraChallenge como acto de campaña, Marko Cortés informó del regreso de Ana Teresa Aranda y la adhesión de panistas que se habían mantenido apartados de la vida partidista pero coadyuvarán al triunfo del PAN.

Sin embargo, las redes sociales han evidenciado una verdad que puede ser muy incomoda tanto para Ana Teresa Aranda como para el propio presidente del PAN. 

El 5 de diciembre desde su cuenta de twitter, Ana Teresa Aranda, acusa a Marko Cortés de “empinar” al PAN defendiendo lo indefendible y evidenciando que en Puebla hubo fraude contra Manuel Barbosa para favorecer a la hoy desaparecida, Martha Erika Alonso.  

Ana Teresa Aranda remata diciendo “En Puebla hubo fraude electoral y eso lo saben aquí hasta los niños. Mejor tengan dignidad, acepten la derrota, corran a los traidores y busquen un buen candidato”.

Al parecer las peticiones de Ana Teresa no se cumplieron, sin embargo, regresó al PAN como vocera de un muy desangelado candidato: Enrique Cárdenas.

Con informacion de noticiaszmg.com